ACERCA DE

¿Quiénes somos?

Somos una empresa con excelentes productos artesanales de tradición y herencia de nuestros antepasados, en el bello arte del tramado y entrelazado de los hilos extraídos de lana de las ovejas del altiplano cundi-boyacense. Generando nuevos diseños, texturas y tejidos; con raíces étnicas, donde se refleja la cultura y el folclore de nuestra Colombia querida, manteniendo el patrimonio material e inmaterial de nuestra nación con innovación y responsabilidad social.

MISIÓN

Ser una empresa con excelentes productos artesanales de tradición y herencia de nuestros antepasados, en el bello arte del tramado y entrelazado de los hilos extraídos de lana de las ovejas del altiplano cundi-boyacense. Generando nuevos diseños, texturas y tejidos; con raíces étnicas, donde se refleja la cultura y el folclore de nuestra Colombia querida, manteniendo el patrimonio material e inmaterial de nuestra nación con innovación y responsabilidad social.

VISIÓN

Tejidos Juan Murcia en el año 2030, será la marca líder en tejidos en telar manual elaborados artesanalmente y reconocidos por brindar productos de alta calidad a nivel nacional e internacional.

VALORES CORPORATIVOS

  • Respeto: Respetamos y valoramos a todas las personas en la empresa, por ello cumplimos con las normas y políticas internas, velando por el buen clima laboral.
  • Calidad: Buscamos la calidad integral de nuestros colaboradores, procesos y productos, de acuerdo a las actuales exigencias del mercado y la globalización.
  • Innovación: Somos abiertos a los cambios, buscamos la mejora continua y diferenciación competitiva a partir de la investigación, análisis y creatividad.
  • Trabajo en equipo: Ponemos a disposición del equipo nuestra confianza, talentos y entusiasmo para alcanzar los objetivos comunes con resultados superiores.
  • Responsabilidad social: Estamos comprometidos con el uso racional y responsable de los recursos, generando productos que mejoren la calidad de vida de nuestros colaboradores, clientes, sociedad y el cuidado del medio ambiente, a través del crecimiento económico y competitividad de la empresa.
  • Disciplina: Actuamos siempre de manera ordenada y perseverante para conseguir nuestras metas organizacionales y personales. Cumplimos con nuestros compromisos y asumimos la responsabilidad de nuestras acciones y sus resultados.

NUESTRA HISTORIA

Los primeros recuerdos de Juan de la Cruz Murcia están asociados a la lana. Desde que tiene memoria, ha escuchado el sonido seco del telar y ha sentido el calor del hilo entre las manos. Su mamá le enseñó a hilar y su papá, que también se dedicaba a la agricultura, a tejer en un telar manual. Nació en Cucunubá, pero cuando cumplió 15 años, su familia se trasladó al municipio de Cogua, Cundinamarca, donde continuaron desarrollando el oficio.

Cuando terminó el bachillerato, Juan convocó a sus cinco hermanos (tres mujeres y dos hombres) y les propuso unir fuerzas para abrir una microempresa. La llamaron Tejidos Murcia Hermanos y durante muchos años, se dedicaron a la tejeduría y la comercialización de ruanas, cobijas, cuellos y guantes. Mientras los hombres trabajaban en el telar, las mujeres se dedicaban a crear prendas en máquinas de coser. Pero en 1991, con la apertura económica que realizó el gobierno del expresidente César Gaviria, la dinámica del negocio cambió. En poco tiempo los ingresos disminuyeron radicalmente, los clientes desaparecieron y tuvieron que cerrar.

Despedirse del sueño que habían heredado de sus padres no fue fácil. Durante dos años, Juan de la Cruz tuvo que emplearse como conductor de transporte público. Dice que vivía triste y estresado hasta que un día de 1994 se armó de valor y arregló un viejo telar que tenía en su casa. Aunque sus hermanos ya habían seguido otro camino, él decidió abrir una nueva empresa y empezar a contactar a antiguos proveedores. Hizo una capacitación sobre comercialización e innovación, y volvió a intentarlo.

Así nació Tejidos Juan Murcia, un taller que le ha devuelto la alegría que había perdido. La especialidad de la empresa son las ruanas que hacen para niños, mujeres y hombres. Además de hacer la tradicional ruana de cuatro puntas, su taller ha ido innovando los diseños; ahora hace ruanas de cuello tortuga y cuello tipo camisa, con bolsillos y bordados. Juan de la Cruz hace los paños y las ruanas en el telar (junto a 3 ayudantes); y su esposa junto a un ayudante, se dedican a tejer a mano accesorios como cuellos, bolsillos, bufandas, gorros, boinas y guantes.

A los 63 años, Juan de la Cruz se levanta a las cuatro de la mañana y trabaja hasta las nueve de la noche, descansa a ratos y se distrae cuidando una huerta que tiene en la casa. Ha intentado capacitar a muchachos de Cogua, pero dice que hay poco interés y que la era digital les ha arrebatado a los jóvenes la paciencia que se necesita para tejer.  Sin embargo, sus tres hijos han aprendido el oficio desde casa y aunque dos de ellos se dedican al estudio, se encargan del marketing virtual y el mayor le ayuda con el mantenimiento de los telares del taller.